FxPro Trading Academy

Básicos de Forex

Fácil de entender, díficil de dominar.

Forex y FX son abreviaciones intercambiables para referirse al Foreign Exchange, un término empleado para denominar los Mercados globales de divisas. A pesar de la complejidad de dichos mercados, las divisas son probablemente el tipo de activo más sencillo de comprender por parte de los novatos. Incluso la gente que nunca ha operado, tiene un conocimiento general de lo que conlleva el trading con divisas. Después de todo, todo el mundo está familiarizado con el uso de su divisa nacional, y muchos poseen la experiencia de convertir su divisa a otra con diferente valor al viajar. Las divisas difieren en valor y dichas diferencias están en constante cambio; comprar una divisa infravalorada inmersa en un proceso de incremento de yield, le permite beneficiarse; vender una divisa sobrevalorada, con una tendencia en su yield descendiente, también le permite obtener un beneficio. De manera inversa, vender en el primer caso o comprar en el segundo acarreará pérdidas. ¿Parece sencillo, verdad? En efecto, sin embargo aprender cuáles son las distintas influencias que causan dichas fluctuaciones, y ser capaz de actuar en esos casos, en el momento preciso y de modo beneficioso, es el verdadero desafío del trading con divisas.

Tipos de Cambios explicados

Los tipos de cambio son el valor relativo entre divisas de distintos países o regiones económicas. Cuando nos encontramos con un tipo de cambio, por ejemplo EUR/USD, tenemos cotizado el valor de una divisa en relación a otra (en este caso la del euro en relación al dólar). Esta es la razón por la que se detallan dos divisas y únicamente una figura; el valor de una está determinado por la cantidad de la otra que puedes comprar con ella. No tiene sentido pensar en términos de valor absoluto al hablar de divisas ya que sus valores son interdependientes. Esta es una de las diferencias principales cuando comparamos divisas con acciones o commodities por ejemplo.

La primera divisa de cada par se denomina la divisa base, y es la divisa de la que se determina el valor. De igual modo, es en la cual está realizando la acción de comprar o vender al operar Forex. La segunda divisa del par es la divisa cotizada, la figura cotizada en un tipo de cambio se denomina en dicha divisa. Básicamente, cuando usted ve un tipo de cambio, se le informa del valor de la divisa base en relación a la divisa cotizada. Por tanto, si tenemos el EUR/USD, se le indica el valor del euro en dólares americanos, o más precisamente cuántos dólares son necesarios para comprar 1 euro.

De este modo, un tipo de cambio del EUR/USD de 1.33 significa que 1 euro tiene un valor de 1 dólar y 33 centavos, o inversamente, que se requiere $1.33 para comprar 1 euro. Las divisas siempre se cotizan de este modo, ya que sin este sistema 1 euro únicamente valdría 1 euro, y no sería de gran utilidad dicha información.

Cuando el EUR/USD sube, significa que el euro está aumentando de valor y/o que el dólar está disminuyendo. Como trader de Forex, puede posicionarse de diversas maneras y beneficiarse de cualquier circunstancia. Puede comprar, o ponerse largo, en el EUR/USD cuando su previsión indique un euro revalorizándose, o cuando el dólar USA vaya a perder valor. Puede igualmente, vender, o ponerse corto, en el EUR/USD cuando entienda que el euro va a descender o inversamente el dólar subir.

Una mirada más en profundidad a los Pares de divisas

Todas las divisas se denominan con una abreviación de 3 letras, conocida como el código ISO; en la mayoría de las divisas las dos primeras letras hacen referencia al país y la tercera al nombre de la divisa en cuestión.

Las divisas más operadas son conocidas como los majors. Son las siguientes: El dólar USA (USD), el euro (EUR), el yen Japonés (JPY), la libra Esterlina (GBP), el franco Suizo (CHF), el dólar Canadiense (CAD), el dólar Australiano (AUD) y el dólar de Nueva Zelanda (NZD).

Los pares majors todos incluyen al USD emparejado con cada uno de los nombrados en la lista anterior.

Pares Divisas Majors
EUR/USD (Euro-zona/ Estados Unidos)
USD/JPY (Estados Unidos / Japón)
GBP/USD (Reino Unido/ Estados Unidos)
USD/CHF (Estados Unidos / Suiza)
USD/CAD (Estados Unidos / Canadá)
AUD/USD (Australia/ Estados Unidos)
NZD/USD: (Nueva Zelanda/ Estados Unidos)

Los pares que no integran al dólar USA como divisa base o cotizada son conocidos como los pares cruzados, o cruces. Los cruces mayores son los que incluyen cualquiera de las divisas “majors” detalladas arriba (excepto, por supuesto, el USD) cruzadas entre ellas (los cruces más comunes son los que incluyen el euro, libra esterlina o yen).

Un elemento a tener presente es que el euro siempre es la divisa base en cualquier par. Se pueden revertir los tipos de cambio de modo sencillo; si queremos obtener el valor del USD/EUR (cuantos euros son necesarios para comprar un dólar) lo único que se debe hacer es dividir 1 entre el tipo de cambio del EUR/USD (1/1.33 = 0.75).En este ejemplo un dólar USA puede ser adquirido con 75 céntimos de euro.

Además de los “majors” tenemos también los pares exóticos. Un par exótico se compone de un major cruzado con una divisa menos operada, como alguna de un país emergente. Los pares exóticos son menos líquidos y tienen un coste superior de operativa con spreads más amplios.

Comprar y vender

La mayoría de los iniciados rápidamente se familiarizarán con el funcionamiento de los tipos de cambio, aunque cuando ingresen en la plataforma de trading de su broker la primera vez y observen dos precios junto con la opción de comprar o vender, se sentirán algo confundidos. Puede parecer un poco confuso en un primer momento, pero, no es tan complicado como pudiera parecer.

En el trading de divisas tiene la opción de comprar o vender la divisa base del par. ¿Cómo vende exactamente algo que no posee en un ese momento? Lo obtiene prestado de su bróker. Por tanto si quiere vender, o ponerse corto 1 lote (o 100,000) del EUR/USD, debe tomarlo prestado de su bróker antes de poder venderlo (no es exactamente un préstamo pero ya entraremos más en detalle cuando veamos la operativa con CFDs). Al hacer esta operación espera que el EUR/USD descienda de valor y pueda comprarlo más barato en un momento posterior, y devolver esas 100,000 unidades a su bróker, a la vez que se embolsa el beneficio.

A pesar de plantearse de manera confusa en el momento inicial, no se deje desconcertar por la opción de poder vender y los dos precios diferentes. Todos los pares de divisas conllevan las dos cosas comprar y vender; cerrar una posición abierta requiere realizar la operación contraria que cuando abrió el trade. Por tanto, si hace click en “Comprar” y adquiere 1 lote de una divisa, y, en un momento posterior, al cerrar la orden en el botón “Cerrar” está efectivamente vendiendo esos 100,000 euros que compró a un nuevo precio, y embolsándose el beneficio o asumiendo la pérdida, dependiendo del valor del par en el momento de la venta. Vemos, por tanto, que cerrar una posición corta, como hemos visto en el ejemplo de la venta del EUR/USD, conlleva comprar de vuelta el mismo importe que inicialmente vendió. Cuando el balance se equilibra y no tiene nuevas posiciones abiertas estaremos en una situación plana o flat. Si está posicionado largo, entonces volver a estar flat requiere vender la misma cantidad de divisa que compró inicialmente. Si había introducido un corto, necesitaría comprar el mismo volumen vendido en un primer momento.

Debe tener presente que, al ser cada divisa que compra un par de divisas, cada posición que abra conlleva comprar una y vender la otra. Por tanto, cuando decida hacer click en Comprar o Vender, debe entender que ponerse largo conlleva simultáneamente la compra de la divisa base y la venta de la cotizada; inversamente ponerse corto conlleva vender la base y comprar la cotizada (veremos más sobre esto más adelante).

Bid y Ask

Los dos precios diferentes que ve cotizados en su plataforma de trading para cada par de divisas son los precios respectivos Bid y Ask (o Vender y Comprar) disponibles para dicho par. La diferencia entre ambos precios se conoce como el spread. El Bid es el precio de la izquierda, representa el precio al cual puede vender un par de divisas determinado y es el precio menor de los dos listados. El precio Ask es el de la derecha, representa el precio al que puedes comprar un determinado par de divisas y es el precio mayor de los dos listados.

Esencialmente el precio Bid le indica el máximo que los compradores están dispuestos a pagar por una divisa, y el precio Ask determina el mínimo que un vendedor está dispuesto a aceptar por vender una divisa. Todas las transacciones de divisas conllevan un spread Bid/Ask. FxPro recibe cotizaciones Bid y Ask de nuestros proveedores de liquidez, y al hacer que los bancos compitan por sus operaciones, seleccionamos los precios Ask y Bid más competitivos disponibles y se los transmitimos. Obtenemos nuestras comisiones con un mark up en el spread si tradea en nuestra MT4 o una comisión por abrir y cerrar una posición en plataforma cTrader. Los ingresos de un bróker transparente deberían venir de dichas fuentes.

Pips y Ticks

Al observar los precios de divisas en su plataforma de trading, verá que se cotizan con más decimales de los que pudiera estar acostumbrado. La mayoría de nosotros emplea la divisa de nuestro país con dos decimales. Esto deriva de los usos, ya que en los intercambios diarios estamos acostumbramos a unidades fraccionales de 100. Hay 100 peniques en una libra, cien céntimos en un dólar etc.

En el Mercado Forex el cambio en el valor de las divisas se calcula en pequeños incrementos. Un pip es el nombre del menor incremento posible al que puede fluctuar una divisa. Para la mayor parte de las divisas, el pip es el cuarto valor decimal, en el caso del yen japonés es el segundo decimal. FxPro calcula divisas con el cinco decimal en la mayoría de pares y para el caso del yen japonés con tres decimales. Una décima parte de un pip extra permite reflejar de manera más exacta las condiciones de mercado; lo que significa que obtendrá un spread más reducido que cuando los precios son redondeados hacia arriba o abajo a cuatro (o dos) decimales. No existe consenso sobre la denominación de este quinto decimal, algunos lo llaman pip fraccional, otros pip decimal precision y también se conoce popularmente como pipette

Los pips no deben confundirse con los ticks. Mientras que un pip es el mínimo incremento que una divisa puede variar en valor, un tick es el incremento actual por el que ha cambiado de valor. Por ejemplo, si un par de divisas cambia de valor 3 veces entre la 13:01 y 13:02, dichas fluctuaciones pueden ser tan reducidas como un único pip aunque también pueden ser mayores a 1 pip- Podría, por ejemplo, saltar 3 pips en valor desde 1.33912 a 1.33942, descender un pip hasta 1.33932 y volver a subir cuatro pips hasta 1.33972. El movimiento que hace, irrespectivamente del número de pips que cada movimiento englobe, son llamados ticks.

A pesar de que cuando observe en su monitor un gráfico de una divisa verá ticks, los pips son los que marcan la diferencia en el balance de su cuenta de trading. Por esto es importante que domine el concepto. Los pips son importantes por un par de razones. Los spreads de los brokers están cotizados en pips, por tanto un spread de 1.2 pips significa que existe una diferencia de 1.2 pips entre el precio Bid y Ask en un par de divisas concreto. Como trader sus beneficios o pérdidas están gobernados por cuantos pips el par de divisas en el que ha invertido sube o baja antes de que Compre o Venda. Una vez que ha abierto una posición, cada pip arriba o abajo representa un importe de dinero determinado dependiendo, por supuesto, del volumen de su posición y del apalancamiento empleado.

Un trading de éxito puede ser desglosado en una simple fórmula. Haz pips; conserva los pips; repite. Como habrá comprobado en su cuenta de trading demo en la que viene practicando, es mucho más sencillo decirlo que realizarlo.

Volumen, apalancamiento y margen

Los volúmenes de los trades, el apalancamiento y el margen son conceptos que pueden inducir al error para algunos novatos. Comencemos por el volumen.

Volumen:hace referencia al tamaño actual de una operación y se calcula normalmente en lotes. En Forex un lote representa 100,000 unidades de una divisa, en otras palabras un lote de EUR/USD es una posición con un valor de 100,000 euros. A lo largo de los últimos años, los traders han podido emplear mini y micro lotes; un mini-lote tiene un valor de 10,000 unidades y un micro-lote 1000 unidades de la divisa comprada o vendida.

Dependiendo de la plataforma que esté utilizando puede representarse de modo distinto. En la plataforma MT4 su ventana de ejecución de trades tiene una sección llamada “Volumen”, desde ahí puede seleccionar el tamaño de su posición que va a abrir. 1.0 es un lote, 0.1 es un mini-lote y 0.01 es un micro-lote. Por lo tanto, un volumen de en el EUR/USD es una posición con un valor de 40,000, euros. En la plataforma cTrader los volúmenes están indicados de modo más visual, con opciones para introducir trades desde 10k (miles) hasta 100m (millón) disponibles si dispone de suficiente margen en su cuenta.

Veamos el apalancamiento.

El Apalancamiento:Le permite abrir posiciones que exceden el valor de su inversión inicial. Cada vez que toma prestado dinero o emplea un instrumento financiero como un CFD para realizar una inversión que excede su inversión inicial está usando apalancamiento. En el trading el apalancamiento se expresa como un ratio. FxPro ofrece a sus clientes un apalancamiento desde 1:1 (no apalancamiento) hasta 500:1 (500 veces el valor invertido). Por tanto, pongamos que compra 100,000 euros (1 lote) y tiene un apalancamiento en su cuenta de 100:1, en este supuesto únicamente requerirá 1000 euros (o el equivalente dependiendo de la divisa en la que su cuenta esté denominada) como margen de garantía para la posición.

Vamos a ver el margen ahora.

Margen:podemos visualizarlo como un depósito requerido al emplear apalancamiento. El margen está para garantizar la posición que ha abierto en caso de que se gire contra usted. Cada vez que abre una posición, una determinada cantidad del balance de su cuenta es empleado como margen. El importe exacto depende del tamaño de su posición y del apalancamiento usado. El margen está para garantizar la posición que ha abierto en caso de que vaya en su contra; de igual modo que cada pip a su favor/contra quedará reflejado en el balance de su cuenta, puede liquidar su margen si se posiciona en su contra.

Su margen libre es la cantidad que dispone en su cuenta de trading no empleado actualmente para garantizar alguna posición; este importe puede ser empleado para garantizar la apertura de futuros trades.

Su Patrimonio o Equidad es el balance de su cuenta de trading más o menos los beneficios o pérdidas de las posiciones que tuviera abiertas. Su Patrimonio o equity es el balance de su cuenta de trading más o menos los beneficios o pérdidas derivados de las posiciones abiertas que pudiera tener.

Su nivel de margen es calculado como un porcentaje y es el ratio de su equidad en relación al margen usado. Cuando dicha figura baja del 100% significa que todo el balance de su cuenta de trading está siendo empleado como margen y que no puede abrir nuevas posiciones. Mantener sus niveles de margen por encima del 100% es importante, especialmente para traders que invierten en períodos temporales largos. Un nivel alto de margen le permite mantenerse en un trade más tiempo, si éste se moviera en dirección contraria, siempre que entendiera que la tendencia principal esperada se fuera a restablecer, sin sufrir riesgos de llamada a margen. Si está convencido de que la posición es temporal respecto a la tendencia principal del Mercado, puede permitirse mantener su posición y esperar a que la tendencia en la que ha invertido se establezca.

Como mencionábamos anteriormente, los motivos por los cuales el trading Forex ha sido mucho menos accesible para los inversores individuales era debido al volumen requerido y al apalancamiento permitido. Con anterioridad a los micro y mini lotes, el volumen mínimo para operar era de 1 lote, lo cual, unido a unas posibilidades de apalancamiento reducidas, nos permite entender que, abrir la mínima posición requerida para operar divisas hace una década, requería un capital substancial. Esto no sucede hoy en día, en donde un trader con conocimientos y control de riesgo puede operar los mercados mundiales de divisas y tener éxito, con un capital inicial relativamente reducido.