Trader's Glossary

Futuros

Los contratos de Futuros permiten a los compradores y vendedores alcanzar un acuerdo sobre el precio de un activo en una fecha posterior. Un comprador de contratos de futuros se posiciona ‘largo’, a la espera de que dicho activo suba en precio. El vendedor se posiciona ‘corto’ esperando una bajada del precio de dicho activo. Los futuros se asemejan a los forwards, en que ambos contratos garantizan un precio para una transacción diferida en el tiempo, sin embargo, los contratos de futuros difieren de los forwards en diversos aspectos. En primer lugar, los futuros se operan en un mercado regulado (bolsa o exchange), esto significa que tienen que estar estandarizados y devienen más rígidos. En segundo lugar, los futuros se actualizan market-to-market diariamente, lo que significa que la diferencia en valor desde la fecha de inicio se liquida diariamente entre el comprador y el vendedor; en contraposición a los forwards que se liquidan a vencimiento. Finalmente, los futuros se emplean más por especuladores que no tienen intención de tomar posesión física del activo operado; esto significa que los contratos de futuros normalmente se liquidan antes de vencimiento. Los Forwards, en contraposición, son empleados por vendedores que buscan una cobertura frente a la inestabilidad de los precios y, de este modo, la commodity operada es frecuentemente intercambiada al vencimiento del contrato.