Bandas de Bollinger: que son, como usarlas

Las Bandas de Bollinger: conviértete en el mejor trader con este indicador

¿Qué son las bandas de Bollinger?

Las bandas de Bollinger son un indicador de tipo oscilador y fue creado en los años 80. En la actualidad es uno de los indicadores más utilizados por los profesionales. Cuenta con 4 funciones:

  1. Nos permite medir la volatilidad del mercado.
  2. Indican el cambio de la tendencia.
  3. Nos permite determinar la existencia de una consolidación.
  4. También nos indica una continuidad en el mercado.
Listo para
probar?

Componentes de las bandas de Bollinger

El indicador Bollinger se presenta sobre la gráfica del precio del activo, y cuenta con 3 líneas o bandas. De estas líneas, 1 es superior, otra inferior y la otra línea está en medio de las otras 2. Cada una tiene una representación:

  1. Una banda superior e inferior que son una desviación estándar.
  2. Una línea media, que es una media móvil simple (MVS).

¿Cómo puedo calcular las bandas de Bollinger?

Para entender por qué el indicador Bollinger tiene 3 bandas, debemos saber cómo se calculan. El cálculo de este indicador consta de 3 pasos. Cada paso depende del anterior y todo comienza como la media móvil simple. Los pasos son:

  1. Calcular la media móvil simple.
  2. Calcular la desviación estándar de la media móvil simple calculada anteriormente.
  3. Determinar la desviación estándar para calcular la banda superior e inferior

Es decir, el cálculo de las bandas de Bollinger inicia con el cálculo de la media móvil simple de 20 periodos. Se pueden usar otros valores, pero la fórmula base usa 20 periodos. Luego, debemos calcular la desviación estándar de esta media móvil simple. Por último, calculamos 2 desviaciones estándar por encima y 2 por debajo de la media móvil para obtener las desviaciones superiores e inferiores. Con estos cálculos, habremos obtenido la banda o línea media, la inferior y la superior.

Contracción, expansión y rebote de las bandas de Bollinger

Aunque en la teoría las bandas de Bollinger tienen varios usos, en la práctica se utilizan principalmente para determinar la volatilidad del mercado. Estas fluctuaciones de precios se pueden predecir usando las 3 líneas. De manera resumida, existen 3 tipos de situaciones que podemos analizar:

  1. Contracción.
  2. Expansión.
  3. Rebote.

La contracción es cuando las 2 desviaciones se acercan a la banda o línea media y crean una figura de 'túnel'. Esto significa que el mercado tiene una baja volatilidad. La expansión sucede cuando las desviaciones se separan de la línea media. Esto significa que el mercado tiene una alta volatilidad

El rebote en las bandas de Bollinger es la situación que debemos analizar con cuidado. Podemos apreciar las desviaciones superiores e inferiores como resistencias y soportes. El rebote es cuando el precio tiende a volver a la línea media de las bandas. Esta situación puede suceder desde la desviación superior, como desde la inferior. Los rebotes te permiten predecir la dirección de la tendencia

¿Cómo funcionan las bandas de Bollinger?

Las desviaciones de las bandas de Bollinger crean un “túnel”, donde se engloba el 95% del precio del activo analizado. Esto quiere decir, que este indicador envuelve casi todos los movimientos del precio durante el tiempo analizado. Por lo general, este tiempo son 20 periodos.

La separación de las desviaciones nos sugiere la posible dispersión de los precios y, sobre todo, son una medida para determinar la volatilidad de los precios. Como se había comentado anteriormente, la contracción de las desviaciones de la banda de Bollinger estrecha el “túnel” y representa la baja volatilidad del mercado. Esta situación también es interpretada por los analistas técnicos como un periodo de consolidación o un movimiento lateral del mercado.

En el caso de la expansión, estaremos ante un mercado con gran volatilidad. Los inversionistas consideran que esta situación es la primera etapa o inicio en el cambio de tendencia. Este cambio puede ser hacia arriba o hacia abajo.

¿Cómo se utilizan las bandas de Bollinger?

Existen 3 formas de utilizar y analizar el indicador Bollinger. En ambos casos, estaríamos analizando la volatilidad y tendencia del mercado. Estas son:

  1. Operaciones al alza en intradía.
  2. Los dobles techos y dobles fondos.
  3. Uso de las bandas de Bollinger combinado con el RSI

Operaciones al alza en intradía con las bandas de Bollinger

Este indicador nos permite evaluar la fuerza de la tendencia alcista y cuando esta tendencia puede estar aumentando o revirtiéndose. Esto nos ayudará a realizar operaciones con mayor precisión. En este caso, usaremos este indicador para la tendencia alcista y debemos seguir estas 3 pautas:

  1. Estaremos en una tendencia alcista, cuando el precio (gráfica) toca y corre a lo largo de la desviación estándar superior durante las ondas de impulso más fuertes. Cuando esto no sucede, puede que la tendencia alcista esté perdiendo fuerza. En estos casos, estaría iniciando la tendencia bajista.
  2. Durante la tendencia alcista, el precio puede caer y esto se conoce como “retroceso”. Si estamos en una verdadera tendencia alcista, los retrocesos no deberían romper la línea media móvil. Es decir, deben ocurrir cerca o por encima de esta.
  3. Durante la tendencia alcista, el precio no debería tocar la desviación estándar inferior de la banda de Bollinger. Si esto sucede, es un signo de alarma para una reversión bajista.

Doble techo y doble fondo

El doble techo tiene forma de “M” e indica el comienzo de la tendencia bajista. El doble fondo tiene forma de “w” e indica una reversión alcista. Estos 2 patrones se pueden analizar con las bandas de Bollinger de la siguiente manera:

Reglas para la formación de doble techo

  1. El primer cierre tiene que romper la desviación superior.
  2. Después, el precio debe corregirse y cerrar por debajo de la banda o línea media.
  3. El precio debe subir de nuevo, pero sin romper por encima de la banda superior.
  4. Por último, el precio debe hacer una reversión por debajo de la línea media

En estos casos, debemos mantener los Stop Loss en el nivel más alto, pero todo dependerá del tipo de mercado. Para que suceda el doble techo, el precio debió estar en una tendencia alcista antes de ocurrir los 'M Tops' (doble techo).

Reglas para la formación de doble fondo

  1. El precio debe romper por debajo de la banda inferior.
  2. Luego, realizar un retroceso alcista y cerrar sobre la línea media.
  3. Después, el precio debe corregirse a la baja, pero sin romper por debajo de la desviación estándar.
  4. Por último, el precio debe volver a cerrar por encima de la línea media.

En estos casos es recomendable colocar el Stop Loss en el mínimo de la parte inferior de la “W bottom” (doble fondo). Para que suceda este patrón, el precio debió haber estado en tendencia bajista.

Reglas para la formación de doble techo

Ambos indicadores nos permiten determinar si el mercado está en sobreventa o sobrecompra. Es decir, los podemos combinar y así tener un análisis más preciso de los cambios de tendencia. La idea es usar una estrategia de reversión con ambos indicadores.

Las bandas de Bollinger son indicadores retrasados y el RSI es un indicador coincidente, esto quiere decir que cambia al mismo tiempo que el mercado. Con esto, si el precio está en sobreventa (valor inferior a 30 en el RSI y ruptura por debajo de la desviación estándar interior), estaríamos en un buen momento para comprar. Si el RSI supera los 70 puntos y el precio rompe por encima de la desviación estándar superior de la banda de Bollinger, entonces estamos en sobrecompra. En esta situación sería ideal la venta.

La práctica hace la
perfección.
¿Le ha sido útil este artículo?